Ecoturismo en Samaná (II)

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Si piensas visitar Samaná,  una de las excursiones que no puedes dejar de realizar es la del Salto del Limón. Se trata de una cascada de más de 40 metros de altura que termina en una impactante piscina de aguas frescas y cristalinas, en este lugar tendrás la posibilidad de darte un baño relajante.

El Salto del Limón está a 300 metros sobre el nivel del mar y para recorrerlo podrás hacerlo a pie o montados a caballo, en este caso el recorrido dura entre una y dos horas. Si bien existen diferentes senderos el más conocido es el Sendero El Café, un sendero con muchas paradas donde, además de descansar, se puede comer o beber platos típicos de República Dominicana. Además podrás disfrutar y conocer productos locales como el café, cacao, toronja, cocos y artesanías.

samana

Los alrededores de la zona son muy bonitos y pintorescos, con casas pequeñas pintadas de colores alegres y vivos. La mayoría de ellas están hechas a mano de madera local. La Cascada se origina con las aguas de Arroyo Chico, que desciende hasta desembocar en el río Limón. La superficie que ocupa la cascada ocupa un área protegida de 18 kilómetros cuadrados.

Se arriba al lugar por la carretera de Samaná – El Limón – Las Terrenas. Desde Santo Domingo se puede llegar por la autopista Duarte, pasando por Nagua hasta que llegues a Samana. En este lugar nace una carretera especial hacia el Limón.

Otro lugar que puedes visitar en la zona es Cayo Levantado,  un sitio que se ubica en la entrada de la Bahía de Samaná. El lugar es ideal para pasar unos pocos días y así disfrutar de playas con aguas turquesas y arena blanca. Además de ser ideal para nadar o para practicar snorkel.

Los locales les ofrecen a los visitantes buenos servicios gastronomitas, alojamientos o diferentes actividades acuáticas acompañadas de música regional.

Foto | Flickr

Por:
Etiquetas:
Categorías: Featured, Samaná


0 Comentarios Enviar un comentario