La Playa de James Bond en Jamaica

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Créase o no se crea, en Jamaica hay una playa que se llama literalmente James Bond Beach, o lo que es lo mismo, la Playa de James Bond. Vimos un rústico cartel sobre una empalizada de madera azul, y allí que nos dirigimos, a conocer la playa de nuestro querido agente secreto.

James Bond Beach

Estamos en la parroquia de Santa María, en la costa norte de Jamaica. Después de ver y disfrutar de esta playa, sólo cabe decir que merece muchísimo la pena el viaje para venir a verla. La palabra que la define más fácilmente es hermosa. Se halla a sólo veinte minutos en coche de Ocho Ríos, a través de la carretera de la costa. Llegáis hasta el pueblo de Oracabessa, y ahí tenéis vuestra playa.

La Playa de James Bond es una playa muy tranquila. No suele estar muy concurrida, porque hay que buscar un poco para encontrarla, y la gente prefiere la tranquilidad de la playa cercana a su hotel. En ocasiones incluso puede que tal vez la playa sea un paraíso solitario.

El nombre de Playa James Bond no se le puso por casualidad. Curiosamente, el autor de las novelas de este agente secreto, Ian Fleming, escribió algunas de ellas desde esta misma playa. Precisamente, hay un lugar en la playa que se llama Golden Eye, el sitio exacto donde se sentaba a escribir las historias.

También os avisamos que para entrar en esta playa tendréis que pagar unos 350 dólares jamaicanos que al cambio, no preocuparos, son poco más de cuatro euros. El pago es por mantener la playa limpia y resguardar su belleza natural. Además, la historia que tiene merece la pena, sobre todo para los amantes de James Bond.

La playa cuenta con duchas, un restaurante y un bar que se llama MoonRaker. Sentaros a tomar algo o pedir unos platos de pescado, realmente deliciosos. Las aguas de esta playa son tan cristalinas que veréis a los peces nadar entre vosotros. Un poco más allá de la zona de playa hay un lugar donde en ocasiones suele haber conciertos. Dicen que hasta Bob Marley tocó aquí.

Como decimos, vale la pena acercarse a esta playa, al menos un día para disfrutar de un lugar tranquilo, de gran belleza natural, y en un ambiente al más puro estilo James Bond.

Imagen sujeta a licencia CC



0 Comentarios Enviar un comentario